El gato negro, desde la Época Medieval, ha sido considerado como el símbolo de la mala suerte. Aún hoy todavía hay muchísimas personas que no quieren tener cerca a uno de ellos, y prueba de ello son las protectoras y refugios de animales, lugares donde hay muchísimos ejemplares.

_______________________________________________________

A pesar de los mitos que hay sobre este hermoso peludo, al final lo que debe imperar es el sentido común. Es un gato, y como a todos ellos si lo tratas con respeto, él te va a dar mucho cariño. Pero éste es sólo un motivo por el cual debes adoptar a un gato negro.

 

Son muy tranquilos…

 

Los gatos negros son muy inteligentes, como todos los gatos, les gusta mucho disfrutar del ambiente familiar, además odian quedarse solos en casa, no son para nada agresivos y por norma general pueden convivir con otros animales.

Aunque por supuesto tienen sus momentos de querer jugar, especialmente por la noche, así que no te asustes si notas a tu gato activo, especialmente por la noche.

 

…y muy cariñoso

 

Pero no hasta el punto de ser extremadamente dependiente. Le gusta que lo acaricies, que le hables de forma suave y alegre, que lo sorprendas con premios y juguetes nuevos, pero no va a estar todo el día encima de ti, no siempre.

Aunque, eso sí, debes saber que si no le haces caso en un buen rato, se acercará a ti buscando mimos. No dudes en dárselos para que vuestra amistad se fortalezca.

 

Así que nada, si buscas un amigo único, dale la oportunidad de ser feliz a un gato negro. Seguro que no te arrepentirás.