Algunos de vosotros habréis tenido la gran suerte de encontrar un trabajo cerca de vuestra casa, al que no os lleve demasiado tiempo llegar y que os permita dormir unos minutos más. Pero siendo realistas, la mayoría no tiene esa suerte, y más ahora que la distancia ya no se contempla como un criterio para aceptar o rechazar un empleo (con lo que cuesta encontrarlo…). Seguro que muchos de ellos, de camino al trabajo (o ya delante de su ordenador en la oficina), habrán pensado: "esto mismo lo podría hacer desde casa y me ahorraría todo el trayecto hasta aquí". Y la verdad es que, aunque el teletrabajo cada vez está más presente en las empresas, todavía hay algunas que no lo ven tan claro.
________________________________________________________________________________________________________
 
 
 
El teletrabajo se puede aplicar a muchas profesiones y se caracteriza por el uso de nuevas tecnologías y, cómo no, por poder realizarlo desde cualquier lugar. Los trabajos más comunes son los relacionados con el marketing, el periodismo o la informática, pero también se incluyen otros como la asesoría legal o el personal de administración.
 
Trabajar desde casa tiene muchas ventajas, pero también hay partes negativas, tanto para la empresa como para el trabajador.

 

Ventajas para el trabajador: 

 
- Ahorro de tiempo y dinero en desplazamientos.
- Mayor autonomía para realizar el trabajo.
- Menor estrés.
- Aunque la empresa puede imponer un horario, hay otras que no lo hacen y solo exigen cumplir con un determinado objetivo (ya sea diario, semanal…), por lo que hay más flexibilidad de horario y mayor posibilidad de compaginar la vida laboral y familiar.
- Mayor productividad: se ha comprobado que fuera del ambiente laboral las personas trabajan más rápido y mejor.
- Permite una mayor inserción laboral para las personas con dificultades de movilidad.
 

 

Ventajas para las empresas:

 
- Ahorro en alquiler de oficinas.
- Permite contratar a personas de cualquier parte del mundo.
- Reducción del absentismo laboral.
- Facilidad de expansión geográfica.
- No hay problemas de convivencia entre empleados.
 
Sin duda, la mayor ventaja del teletrabajo y la razón por la que mucha gente lo prefiere, es el ahorro de tiempo y dinero. Estar de buen humor es vital para realizar tu trabajo de la mejor manera posible, y el hecho de no tener que pasar más de 30 minutos en un atasco todas las mañanas puede influir bastante. Sin embargo, el teletrabajo también tiene algunas desventajas (como todos los trabajos).
 

 

Desventajas para el trabajador:

 
- Escasa separación de vida laboral y familiar. Al desarrollarse en el mismo entorno, es posible que no lleguemos a desconectar del todo.
- Soledad: no tienes compañeros de trabajo con los que hablar cada día, por lo que esas amistades que pueden hacerse en una oficina, o las cenas y quedadas con compañeros de trabajo no aparecen con mucha frecuencia.
- Riesgo de sedentarismo: puede que haya personas muy activas a las que no les influya, pero para aquellos que no son muy dados a la actividad o a salir de casa normalmente, el hecho de trabajar desde su domicilio y no tener obligación de desplazarse a ningún sitio puede provocar que se vuelva más sedentario todavía.
- Si no tienes un horario estricto, puede que termines trabajando incluso los fines de semana.
 
 

Desventajas para la empresa:

 
- Dificultad para motivar a los trabajadores y hacerles sentir parte de la empresa.
- Pérdida de control y comunicación informal con el trabajador: las comunicaciones entre jefe y empleado suelen hacerse por correo electrónico, y es difícil captar el tono que tu jefe quiere transmitir a través de un escrito. Puede que intente decirte algo de manera informal, pero no se aprecia de la misma manera que cara a cara.
- No hay una atmósfera de trabajo en equipo.
 
En resumen, aunque el teletrabajo tenga algún que otro inconveniente, parece que las ventajas pesan más, ya que cada vez más empresas optan por este sistema a la hora de establecer su método de trabajo. Con el rápido avance que experimentan las nuevas tecnologías, no sería de extrañar que dentro de poco, determinados trabajos se realicen a distancia, desde el domicilio del trabajador. Mientras llega ese momento, seguiremos madrugando y conviviendo en los atascos con el resto de trabajadores.

 

¿Y tú qué prefieres? :)