estudiar-con-tablet

¿Es bueno estudiar con una tablet?

En plena era digital, cuando prácticamente todo se puede hacer por internet, no podemos negar que la educación ha sido revolucionada por los dispositivos de conexión. Son muchos los colegios que están sustituyendo los libros de texto por tablets. Esto no sólo es una manera más moderna de aprender, sino que también es beneficioso para sus espaldas, ya que así se

evitan tener que cargar con los libros de todas las asignaturas. Sin embargo... ¿Realmente es mejor aprender desde una tablet?


Toni García Arias, profesor de Secundaria en un centro de Murcia y, además escritor, hace uso de la ironía para describir esta práctica: «Los centros más destacados de España, los centros “top” incluso han cambiado los libros de texto por tabletas. Al parecer, la letra “a” es más brillante en una pantalla LCD que en una hoja de papel y eso hace que los alumnos la aprendan antes y mejor. Los libros de texto —dicen— efectivamente son aburridos, no se ajustan a la realidad de los alumnos, imponen los saberes. En cambio, los libros digitales se ajustan al nivel de los alumnos, son divertidos y permiten la interacción. El final del fracaso escolar está próximo, y todo gracias a un aparato tecnológico. Y es que la vida puede ser maravillosa».


Además, Nacho de los Reyes, profesor del colegio San Ignacio de Loyola de Torrelodones, Madrid, un centro que lleva utilizando tablets desde el año 2012, destaca las ventajas que han advertido en su utilización, «Las tablets o iPads nos ha ofrecido una gran libertad, no sólo para escoger nuevos contenidos, sino también para crearlos. Con demasiada frecuencia los profesores estamos a merced de contenidos y materiales de baja calidad, o de propuestas cuya utilidad y valor no hemos terminado de examinar con atención. Por ello, el problema no es el medio, sino la calidad del docente, la consistencia de su propuesta. Por otro lado, hemos visto que las tablets ofrecen otras muchas más posibilidades que ayudan a mejorar el trabajo: mejora en el plazp de entregas y correcciones, una mayor creatividad a la hora de comunicarnos (a través de podcast, radio, vídeos, presentaciones), acceso más directo a la información, posibilidades para trabajar en grupo, etc.».

García Arias opine que «se considera más positivo invertir en la compra de tablets que en un huerto escolar. O que en un laboratorio de química. O que en caballetes de pintura. O que en un taller de fotografía. O que en un piano. Lo tecnológico ha invadido todo por completo y no ha dejado espacio para otro tipo de materiales que pueden venir bien para el aprendizaje. La carencia de un huerto escolar, de una biblioteca, de caballetes para pintar, de instrumentos de música, de un laboratorio de idiomas, de ciencias, de material deportivo, le resta cierta calidez a la enseñanza, ya que la manipulación es una de las mayores herramientas de aprendizaje de las personas desde que somos pequeños. Cabe destacar que, la manipulación se ha convertido en
digitalización, y los alumnos juegan al fútbol a través de una videoconsola, charlan con sus amigos a través de un teléfono móvil y tocan el piano a través de un tablet ».

¿Qué opinan los médicos al respecto?

Dejando a un lado la idoneidad a la hora de estudiar de las pantallas LCD, también los médicos se manifiestan. El colegio de Ópticos y Optometristas de Galicia avisan de que una cuarta parte de los adolescentes que usen las tablets de manera normal, necesitan usar gafas o lentillas por el uso excesivo de las nuevas tecnologías. Desde este colegio profesional además destacan que el uso prolongado de dispositivos como smartphones o consolas requieren un esfuerzo visual para el cual no estamos preparados.

Pero, por otra parte, el doctor Valentín Alzina de Aguilar, director del departamento de pediatría de la Clínica Universitaria de Navarra tiene otra opinión, y dice que en principio, no es perjudicial estudiar con una tablet. «Si se dan las condiciones adecuadas de iluminación, no es malo». El doctor aclara que «aún no hay suficientes estudios que afirmen que las pantallas son dañinas».


Fuente: abc.es

0 0
Feed