A menudo, existen innumerables distracciones en el momento de estudiar que impiden que la concentración en el estudio sea absoluta. Por suerte, la música puede ayudar a ponerse de nuevo en un camino más productivo.

Un estudio realizado en la universidad de Birmingham, Inglaterra, demostró que la música es eficaz en el aumento de la eficiencia en el estudio, por lo que si se está escribiendo un ensayo o tratando de memorizar algo, la música hará la experiencia más llevadera.

Ya sean grupos de rock duro, o de música clásica, la música puede ser una gran ayuda a la hora de estudiar, es por ello que la mayoría de los estudiantes prefieren escuchar música mientras estudian. Si se va a cualquier biblioteca pública o de una universidad, se podrá ver como la mayoría de los estudiantes que allí se encuentran, estarán escuchando música que sea de su preferencia.

La música es una parte muy importante de nuestra vida cotidiana; la imagen del estudiante centrado y  silencioso aislándose en una zona de estudio personal ha conducido a un interesante debate sobre si el hecho de escuchar música en realidad ayuda o no a mejorar la eficiencia en el estudio. La investigación en el campo ha demostrado ser bastante ambigua, con muchos estudios que se contradicen entre sí. Sin embargo, esto proporciona una información útil para los estudiantes que tal vez están buscando formas de usar la música para asociar determinados términos y conceptos con canciones concretas y mejorar de esta manera su desempeño para un examen.

No obstante, la investigación ha demostrado que el rendimiento en tareas de memoria y concentración era mejor hacerlo en un ambiente silencioso, pero si la persona que está estudiando se encuentra en un lugar a menudo perturbado por charlatanes, personas estornudando o con el sonido del tráfico, la música es la mejor opción de concentración en este tipo de ambientes.

Hubo una prueba donde personas que fueron sometidas a pruebas con música en lugares ruidosos obtuvieron mejores resultados que las personas evaluadas con el ruido de fondo. Al final de cuentas, la música puede ser muy útil para estudiar sin necesidad de ser una distracción.

 

¿Por qué hay música que ayuda a estudiar?

La idea de utilizar la música para estudiar es una práctica que lleva utilizándose durante décadas. Algunos análisis han demostrado que el tipo de música puede ayudar a relajar la mente que le permite concentrarse mejor para realizar las tareas de una manera más efectiva y sin agotamiento.  Esta, reduce el nivel de distracciones y ayuda a concentrarse mejor en sus tareas. Además, puede ser de gran utilidad a la hora de memorizar textos complejos.

Las investigaciones señalan que escuchar música puede inducir una mejora a corto plazo en el rendimiento de ciertos tipos de tareas mentales conocidos como el “razonamiento espacio-tiempo”, que es la capacidad de pensar a largo plazo y encontrar las soluciones más abstractas a problemas lógicos que surgen.

¿Cuál es la mejor música para poder concentrarse?

Con la música las personas logran omitir todo tipo de sonidos desagradables, incluidos los rumores causados por el hablar continuo de las personas que estudian en tu mismo entorno, las notificaciones de aplicaciones móviles, correo electrónico, mensaje de texto o llamadas telefónicas, o incluso el golpeteo continuo de tu propio teclado o de los que te rodean. Gracias a la música, logramos entrar en un estado de concentración que nos permitirá acabar con nuestras tareas en un tiempo muy inferior al que tardaríamos si dichos sonidos molestos continuamente interrumpen nuestra concentración.

Los investigadores del “Rensselear Polytechnic Institute” descubrieron recientemente quesi añaden sonidos de la naturaleza en sus tareas diarias esto puede ayudar a mejorar el ánimo y la concentración. El sonido de las montañas que los investigadores usaron en sus estudios demostraron que estos poseían suficiente aleatoriedad que evitaban la distracción de los sujetos en la prueba.

Los sonidos de la naturaleza demuestran que pueden mantener el cerebro comprometido con la tarea que se está realizando a un nivel subconsciente. La idea es relajar la mente para que se pueda concentrar.

¿Qué música clásica te ayuda a estudiar matemáticas?

Los estudiantes que escuchan música clásica mientras estudian obtienen mejores resultados en los exámenes de esta materia.
La psicóloga clínico Dra. Emma Gray, que se especializa en terapia cognitiva conductual en el British CBT y en el Servicio de Orientación en Londres, fue encargada por Spotify a investigar el efecto que la música tiene en el estudio. La investigación encontró que es importante elegir la música adecuada para el tema que se está estudiando para estimular el aprendizaje y mejorar la concentración.

Como resultado, encontró que los estudiantes que escuchan música clásica con 60-70 latidos por minuto mientras estudian tienen un puntaje promedio del 12% más alto en los exámenes de matemáticas, el equivalente a un máximo de un grado. El rango de la melodía y el tono de la música clásica, como en la de Fur Elise de Beerthoven, ayuda a los estudiantes a estudiar durante más tiempo, retienen más información y tienen un mejor uso de la lógica matemática.

¿Qué tipo de música te ayuda a memorizar?

La música puede ser una buena manera de memorizar debido a su ritmo. Escuchar música con 50-80 latidos por minuto, como “We Can not Stop” de Miley Cyrus y “Mirror” de Justin Timberlake, tiene un efecto calmante sobre la mente que es propicio para el pensamiento lógico, permitiendo que el cerebro aprenda y recuerde nuevos hechos.

También se demostró que para consolidar la información en la mente se recomienda escuchar lo que se conoce como “Passive Concert” que es una pieza melódica o un barroco de la música clásica, la cual ayuda a consolidar la información en su memoria a largo plazo.

¿Cómo escuchar música para estudiar?

La opción más simple es a través de YouTube, servicio de Google que además de poder escuchar música de manera gratuita, posee la ventaja de poder crear listas de reproducción. Sin embargo, también hay páginas que además de Pop u otros géneros tienen música clásica que sirve para estudiar, entre ellos está el bien conocido iTunes, donde las canciones no resultan ser demasiado caras, solo hay que tener paciencia en la búsqueda.

Por otro lado esta e-music, que con más de 25 años como empresa tiene muy buen renombre y fidelidad. Está página es bastante útil ya que, al igual que iTunes, tiene música bastante variada, así que en ella se puede encontrar música para estudiar fácilmente.

¿Dónde comprar música que ayude a estudiar?

Somafm.com ofrece música en su página web y en su aplicación para Apple o Android. Las listas de reproducción que se sugieren son Drone Zone  y el Secret Agent. También está di.fm donde se podrá encontrar listas de reproducciones armadas para el tipo de estudio. Por último MUSOPEN.com también ofrece listas de reproducciones ya hechas.

No obstante, además de estas páginas que pueden resultar desconocidas para muchos usuarios, también es posible comprar música online a través de aplicaciones como Spotify, Tiny Tunes, Music Maniac, Gtunes Music, Fast mp3, Shazam, iTunes, Apple Music, etc.

Consejos que te ayudarán a elegir la música con la que estudiar

Se dice que para el estudio se necesita tener un entorno calmado y sin distracciones. Pero, para aquellos casos en los que se estudia en un entorno excesivamente tranquilo en el que nada ni nadie perturbe tu concentración esto puede llegar incluso a ser desfavorable. Este “entorno calmado” puede hacer que la persona termine la lucha contra el aburrimiento y ceda a la seducción de dormirse en su escritorio. Por esta razón es importante saber que la música en muchas ocasiones no sólo es importante, sino que resulta incluso necesaria.

El verdadero desafío al que se enfrenta una persona que está tratando de estudiar es evitar cualquier tipo de distracción que impida el propósito final: aprender lo que se está estudiando. Por este motivo, es importante seleccionar la música adecuada para tal fin. Elegir un tipo de música incorrecto o inadecuado puede terminar distrayendo a la persona de su objetivo final. De este modo, siguiendo los siguientes consejos se podrá elegir la mejor música para estudiar:

Se debe determinar a qué hora del día se va a estudiar. Si es por la mañana se recomienda un tipo de música más contemporánea, mientras que si se estudia por la noche se recomienda algo más alegre para sobreponer el estrés y el cansancio acumulado durante todo el día.

Es importante elegir un tipo de música que sea del agrado de la persona. En general, los que escuchan música para estudiar, disfrutan de ella, completan sus tareas más rápido y tienen ideas mejores en comparación a los que no lo hicieron.

Otros elementos muy importantes a tener en cuenta es evitar que la música pase de ser un elemento de apoyo para el estudio a un elemento de distracción. Si es común que cantemos las canciones que estamos escuchando o que muchas veces pensemos en temas relacionados con la canción y no así con el estudio, entonces sabremos que no hemos elegido la opción adecuada. Ir probando entre los distintos tipos de música que nos gusta nos ayudará a seleccionar la más adecuada para conseguir nuestros propósitos.

¿Cuáles son los beneficios que te proporciona la música para estudiar?

La música puede tener un efecto calmante en el cerebro durante momentos de estrés, esta puede ayudar a relajar a la persona y despejar su mente, lo que le permite enfocarse y concentrarse más fácilmente en su preparación para un examen, además, aumenta los niveles de retención de la información.

Otro beneficio importante es que hace que el proceso de estudiar sea más fácil, menos tedioso y menos aburrido. La música mantiene activa a la gente sobretodo cuando se trata de estudiar hasta altas horas de la noche. Estudiar con música mejora tu ánimo y aumenta tu energía. Además de eso, hace que el tiempo pase más rápido lo cual es muy importante para aquellos que detestan estudiar.

Listado de reproducción vs música de radio

El tener una lista de reproducción puede ser una gran ventaja. Entre los beneficios más importantes de esta alternativa se encuentra el hecho de que las personas que la oyen siempre van a estar oyendo música que les gusta, algo que no sucede en la radio en la que se combinan canciones de nuestro interés, con canciones que detestamos. Además, en la radio también suelen intervenir los presentadores, por lo que esto también puede ejercernos de elementos de distracción, especialmente, si se incluyen anuncios publicitarios.

Por otro lado, las listas de reproducciones sacadas de portales como YouTube, tampoco están exentas de la publicidad, y en muchas ocasiones entre canción y canción se nos pondrá un anuncio que tendremos que estar quitando para seguir oyendo música. Es posible que, por este motivo, muchas personas decidan pagar y acceder a las canciones directamente desde una aplicación de música especializada como las nombradas anteriormente.

A pesar de que hacer una lista de reproducción de música puede llevarnos algún tiempo, los usuarios deben comprender que este esfuerzo se verá rápidamente pagado pues serán ellos mismos los que disfrutarán de los beneficios que tendrá tener seleccionada exactamente la música que sea de su interés.

Por lo general, la lista de reproducción de música siempre está al alcance de cualquier persona en sus dispositivos móviles o de sus mp3. Estas listas de reproducción reúnen las canciones de preferencia de alguien ofreciéndole la motivación extra para hacer las tareas.

En cambio, con la música de la radio siempre será un problema. A pesar de que puede que haya estaciones con estilos de música específicos, nunca se tendrá exactamente las canciones que se quieren. Sin mencionar que estas suelen gastar más datos móviles, no se tiene buena cobertura todo el tiempo y se utiliza para estudiar puede llegar a ser distractora si llega a salir una canción que no sea del agrado de la persona que las escucha o, incluso también puede llegar a ser un elemento distractor si sale una canción que le guste demasiado, tanto, como para dejar de estudiar sólo por querer escucharla.

No obstante, escuchar música a través de un listado de reproducción también puede ser negativo si después de mucho tiempo escuchando las mismas canciones éstas acaban por cansarnos y al final escucharlas se vuelve una tarea tediosa. Para contrarrestar este hecho, se recomienda tener una gran lista de reproducción y seguir escuchando las canciones en un orden y no volver a comenzar hasta haberlas terminado por completo.