El Hospital Veterinario SOS Animal perfecciona su sistema de atención veterinaria y obtiene el certificado en bienestar animal.

 

Cuando consumimos un producto o un servicio no solo cuenta que recibamos lo demandado en sí, sino que también nos importa tanto o más el trato y atención recibida. Ello cobra incluso más valor cuando enfermamos y requerimos de atención médica especializada. Valoramos todo el proceso: desde la forma en que nos reciben o atienden por teléfono hasta el momento en que se despiden de nosotros, pasando por el sillón donde nos sentamos, cómo nos habla el personal sanitario o la imagen que presentan. Todo lo que rodea al servicio en sí mismo tiene un impacto exponencial en nuestro grado de satisfacción y bienestar.

Pero, ¿qué sucede cuando los pacientes son nuestras mascotas? No es lo mismo atender a un gato que a un perro o a un hurón. Cada mascota demanda una forma de actuar distinta ante los mismos estímulos, siendo algunas de ellas más proclives al estrés que otras. Así es como lo llevan entendiendo y aplicando en Galacho Veterinarios en los más de 40 años que llevan atendiendo a las mascotas de los malagueños, quienes lejos de conformarse han preferido ir un paso más allá y hacer especial hincapié en la atención diferenciada para cada mascota, mejorando y adaptando los procedimientos, instalaciones y formando a su propio personal en busca de la excelencia, esfuerzo que le ha sido reconocido con la obtención de la certificación en bienestar animal para el Hospital Veterinario Málaga SOS Animal

 

El Hospital Veterinario SOS Animal ha sido reconocido con el certificado «Bienestar animal» fruto de su esfuerzo en ofrecer un trato especializado para cada mascota en sus instalaciones, adaptando procedimientos, equipamiento y formando a su personal para la atención personalizada

 

«No solo se trata del bienestar de las mascotas, sino tambiénde concienciar al usuario», nos asegura uno de los responsables de este hospital veterinario, el único con personal las 24 horas todos los días del año.

Y es que hay animales que no se sienten seguros fuera de su hábitat natural. Si a ello le unimos el estar en contacto con otros animales, olores, ruidos, etc. el resultado puede ser una experiencia traumática para ellos. Y si el animal está nervioso, no solo afectará a su bienestar, sino que dificultará la labor del veterinario.

Además de las distintas acciones llevadas a cabo en sus instalaciones y equipo humano, se han puesto en práctica otras medidas que tienen por objeto educar y concienciar a los propietarios de mascotas.

«No solo se trata del bienestar de las mascotas, sino también de concienciar al usuario»

Es de sobra conocido que animales como los gatos suelen padecer estrés en las clínicas veterinarias, motivo por el que han elaborado una lista de consejos que son enviados a través de SMS y correo electrónico a cada paciente a modo de recordatorio antes de cada cita y que contiene las instrucciones pertinentes para ello y entre las que están llevar al gato en un transportín con el que previamente estén familiarizados o colocarse en la zona para gatos habilitadas en recepción. Por si fuera poco, se ha reformado el área de hospitalización y adaptado las instalaciones a cada especie.

Para la tranquilidad tuya y de tu mascota, el personal de SOS Animal está preparado para ayudarnos con consejos para una mejor experiencia durante nuestra visita y atiende llamadas telefónicas en el 952 31 76 92 para ayudarnos con la preparación de la visita. Y tú, ¿cómo preparas tu visita al veterinario?